Cuando los alumnos salen del cole, uno los despide deseándoles lo mejor, pero a veces, esos alumnos vuelven y te dicen que quieren devolver al cole todo lo que el cole ha hecho por ellos y para ello traen una propuesta. Ante esto no queda otra que emocionarte y escucharles. Y al hacerlo ves que lo que te proponen es una gran idea y te pones a trabajar codo a codo con ellos para hacerla realidad. Y ya lo es.

Tras la experiencia de la EVAU, y para seguir extremando las medidas de seguridad, los alumnos de 2º de Bachillerato han vuelto al polideportivo para hacer sus exámenes. Este es sin duda un año de esfuerzos extra en todos los sentidos y de muchas personas, por eso seguimos diciendo que entre todos llegaremos lejos.

 

Según el carisma Marianista, nuestra tradición es la adaptación y este curso lo hemos tenido que poner literalmente en práctica con las pruebas de la EVAU.

Como cada año los alumnos de Cultura Audiovisual de 1º de BTO han llevado a cabo el proyecto final de curso con la realización de un cortometraje donde han puesto en práctica todo lo aprendido.

Sí, tenemos orla. Este virus no ha acabado con la tradición y nuestros alumnos y alumnas de 2º de Bachillerato tienen su orla. Una orla igual y distinta a la vez.

Desde ayer en la página web de cole nos reciben los rostros sonrientes de nuestros alumnos de 2º, alumnos que si todo hubiera sido “normal” habrían celebrado su graduación el viernes 15 de Mayo.

Durante las clases de LITERATURA UNIVERSAL hemos visto cómo la figura de la MUJER LECTORA experimentó una notable aceleración en el siglo XVIII. Los avances de la educación, la alfabetización y la creación de bibliotecas promovidas por la Ilustración hizo posible que la lectura dejara de ser una actividad exclusiva de la élite social e intelectual y se extendiera (con limitaciones) a la población, también a la MUJER.