La relevancia de la educación no formal en el proceso de aprendizaje de los niños y de los jóvenes es un aspecto que no admite ningún tipo de discusión.  A los argumentos clásicos de la necesidad de conciliar la vida familiar o la de una alternativa saludable al ocio y al tiempo libre, se suman nuevas exigencias educativas y nuevas realidades a las que responder.

Si bien las actividades extracurriculares se han definido tradicionalmente como aquellas que se sitúan fuera del ámbito curricular esta definición lleva en sí misma una distorsión ya que las vacía de valor y las puede alejar de su intención que no es otra que la de dotar de una verdadera y profunda educación de todas las dimensiones de la persona. Si realmente queremos que nuestros alumnos tengan una educación integral, no podemos olvidarnos de ellas.

Es por ello por lo que el colegio Santa María del Pilar – Marianistas ha apostado desde hace mucho tiempo y ahora con más ímpetu por una oferta educativa no formal

A través de sus grupos de tiempo libre, de las diferentes actividades extraescolares, de la biblioteca colegial, del servicio de comedor y del deporte el colegio persigue educar en el desarrollo y conocimiento de la dimensión corporal, en la de la experiencia de lo bello y de lo artístico, en conocer nuevos lenguajes y modos de expresión o en la importancia de la conexión tecnológica como canal para aunar esfuerzos y confluir talentos y por supuesto en conexión con la naturaleza, aprovechando el entorno privilegiado en el que nos encontramos para desarrollar todas nuestras actividades.

A este desafío educativo hay que sumarle la situación actual provocada por la pandemia que estamos viviendo. A pesar de ello el colegio Santa María del Pilar – Marianistas apostó desde el inicio de curso por ofrecer a todos sus alumnos la posibilidad de continuar disfrutando de toda la propuesta educativa al completo: ofertando el servicio de comedor, dinamizando la vida de los recreos, con una completa oferta de actividades extraescolares y deportivas, abriendo las puertas de la biblioteca y de los grupos de tiempo libre.

Con esta pandemia, nos hemos dado cuenta de la importancia de la convivencia y de las relaciones que se dan en un colegio. Veíamos que era necesario normalizar al máximo la vida colegial, y esto no se producía sólo con lo curricular, no podíamos conformarnos con dar las clases y punto. Teníamos que ir más allá, con la tutoría, y también con todo lo que les ayuda a relacionarse y a convivir, con todo lo extracurricular.

Eso sí, todo ello con la prudencia que la situación requería y requiere, con unos protocolos sanitarios exigentes y con unos excelentes profesionales comprometidos con el proyecto.

Así en Marianistas queremos seguir siendo innovadores por tradición ofreciendo a los alumnos y familias innovación, calidad y tradición educativa marianista, una característica común a los 17 centros de la Red de Colegios Marianistas de España.

 

Puedes escuchar la entrevista que realizaron el 17 de marzo en el programa Más de Uno de Onda Zero a José Luis Andrés, hablando de este tema (a partir del minuto 65)

vía https://www.ondacero.es/

 

También pudimos leer sobre esto el sábado 27 de marzo en el Heraldo. Si no lo viste, puedes leerlo aquí

vía https://www.heraldo.es/