Todo listo y en manos de Dios