BACHILLERATO

.

A quien no le gusta la sensación de estreno? Pues así nos hemos sentido este martes en Bachillerato al abrir la puerta a los 257 alumnos que este año habitarán el pabellón. Estrenamos un curso que viene cargado de novedades, algunas visibles y otras que se irán desvelando poco a poco. Y lo hacemos con un espíritu que aunque no es nuevo (más bien centenario) se recrea cada curso. Ese espíritu marianista que este año nos recuerda que la paz son mucho más que tres letras. Que profes, alumnos y familias vivamos eso en el pabellón, en el cole y en el mundo es otro reto por  estrenar.