Las familias del colegio, a través de sus representantes en la junta del AMPA, han donado al colegio un desfibrilador que lo convertirá, a partir de septiembre, en centro escolar cardioprotegido.

Con motivo de la Asamblea General de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos, celebrada el día 12 de junio, el presidente de la junta hizo entrega al director del colegio del desfibrilador adquirido. La entrega incluye la formación de 16 personas del centro en el manejo del equipo y técnicas de reanimación cardio-pulmonar (RCP).

El desfibrilador estará colocado, en el hall del centro, y operativo para el nuevo curso escolar 2018-19.